jueves, 12 de noviembre de 2009

A la Luna


Un hombre se sentó en la arena
frente al Mar.
Levanto su mirada al sol
que se marchaba.
Su luz fluía entre nubes,
de rojo algodón por ello,
coronadas de un vivo azul.
La belleza del momento
no rompía la espera en sus ojos.
Buscaba la Luna
quería ser de esas horas
compañero.
Con el Mar,
mojado de sal,
por testigo.

6 comentarios:

Luna dijo...

No puedo dejar de sentirme un poco identificada con tu entrada de hoy. Siempre está bien pararse a observar las cosas que muchos pasan por alto.

mua!

Anónimo dijo...

Me gusta sentir lo que miro...
Mirar lo que siento...

MaxEgb.

eva-la-zarzamora dijo...

Gracias por el estupendo comentario que te molestaste en dejarme.
Hace un tiempo me mandé tres entradas sobre el tema.
Escribí incluso un diccionario del beso. También es cierto que todos los comentarios tan sentidos como el tuyo me aportan algo, mucho y los añado a mis notas al respecto.

Vine, llegué y te enlacé sin carta de visita. Disculpa.

Hace tiempo que me siento frente al mar
y dejo que sus aromas perfumados de atardeceres rojizos iluminen mi instante.
Hace tiempo que abandoné quimeras
y que la luna y los testigos
no acompañan la soledad de mis horas.
Pero si que es cierto que hace tiempo que
vislumbro las siluetas de aquellos seres
que se sientan en la arena frente al mar...

Besos.

Anónimo dijo...

Gracias Zarzamora de mil sabores...por tu presencia, tu esencia, tus letras... mi autoestima se eleva por enlaces como el tuyo. Se que estoy solo, pero no estoy en soledad... porque estas tu y otr@s mas... que intentamos mirar y ver... para adentro y para afuera... que no aceptamos las respuestas ya escritas... que buscamos las nuestras propias...
MaxEgb.
P.D. Mucha parte de mi comentario pertenece a encuentros en la red...

eva-la-zarzamora dijo...

Ya dejé esta noche la red. De hecho está hecho. En cuanto regrese nos intercambiamos versos..:=) Serás de los primeros, por ser de los últimos...
Bs

Anónimo dijo...

Lo importante no es ser el ultimo o el primero... Lo importante es llegar... Haber llegado.
Que el calor de mi abrazo te acompañe en tu caminar.
MaxEgb.